Cambia la estacion y con ella cambian las bodas

Buenos dí@s

  Cambiamos de estación y con ella cambian las bodas.

Si hay algo que a mí me fascina cada día más, son las bodas de invierno,
será porque son bodas, inusuales, poco vistas y sin embargo,  tienen millones de posibilidades y millones de maneras de convertirlas en algo distinto, diferentes, glamuroso y mágico.

Las bodas de invierno te invitan a jugar con muchísimos elementos que no puedes contar con ellos en las bodas de primavera, verano u otoño y que las hacen mucho mas especiales.
Contando con los detalles adecuados, una boda de invierno se puede convertir en una boda única.

El color de las novias para una boda en invierno, es el blanco. Blanco puro, pero cambian los tejidos.

Una boda de invierno nos sugiere estolas de piel lisas, o estolas de plumas blancas o para añadirle una pincelada de color, estolas de leopardo o una simple y delicada chaqueta de lana de color o angora.

Tocados blancos para el pelo, o para las novias muy atrevidas gorros de cualquier tipo.

Otro punto a favor de las bodas de invierno es la cantidad de sitios idílicos y maravillosos que puedes encontrar para celebrar el evento, a un precio inferior al resto de la temporada, lo que te ayudara a poder llevar a cabo muchísimos detalles al mismo precio que una boda de temporada alta.

La decoración y los arreglos florales:

Ceremonias, llenas de pétalos blancos, con recipientes de distintas alturas llenos de agua con velas flotantes, y decoraciones de ramas secas en el altar con tulipas con velas o flores blancas convierten la ceremonia en una ceremonia distinta, llena de luz, pero a la vez las velas le dan la calidez que necesita una boda de invierno, alfombras de pelo, como pasillos nupciales y muchísimos detalles de cristal, ya sea como un telón de fondo creado de cortinas de cristales para el altar o de cintas de terciopelo, etc.….

La decoración de los salones nos permite dar un toque glamuroso al evento, permitiendo jugar con los colores plata y negro, dorado y negro o el tan navideño color rojo, azul, blanco y dorado, pero es tan solo una sugerencia hay muchos otros colores como por ejemplo rojos y dorados que pueden quedar muy bien.

También podemos jugar en determinados puntos de la decoración con imitaciones de copos de nieve, decorar el salón con árboles secos, con un efecto de estar nevados, con adornos de cristal………….

Si nos basamos en las flores para una boda de invierno tanto para centros de la iglesia como para centros de mesa en el salón, las flores que me vienen inmediatamente a la cabeza son las rosas en tonos blancos, el acebo, abetos, la planta de pascua con sus hojas en tono blanco o en tono rojo, amarilis, Camelias, Hipericum, Guisantes de olor, tulipanes, lirios, orquídeas…………

Por último para los postres, apuesta por las tartas blancas, blanco puro con toques de flores rojas o por una torre de cupcakes con motivos de copos de nieve.

“En definitiva si alguna de vosotras queréis una boda nada vista, distinta y sobre todo inusual, decidiros por una boda de invierno“

¡Y si llueve o nieva a quien le preocupa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s