Musica para una boda

Los temas musicales más habituales que podemos escuchar en una ceremonia de boda son:

La “Marcha Nupcial de Mendelssohn” es una de las preferidas por los novios para su ceremonia de boda.

La marcha nupcial, solamente suena cuando entra la novia en la iglesia y cuando salen los novios del templo.

Los orígenes de tal costumbre -interpretar una marcha nupcial al entrar en la iglesia- viene de la ceremonia nupcial celebrada en 1858, de la Princesa Victoria de Inglaterra -hija de la Reina de Inglaterra y Emperatriz de la India-, con el Príncipe Federico Guillermo de Prusia. La Princesa, que contrajo matrimonio en la Capilla Real de Saint Jame’s Palace, eligió la obra de Mendelssohn para acompañar su entrada a la iglesia.

Esta costumbre se fue imponiendo desde la corte hasta las instancias más nobles del pueblo llano, y esta costumbre perdura hasta nuestros días.

Cuenta, la historia, que para la salida de la Iglesia eligió la “Opera Lohegrin” de Wagner .

Aunque la marcha nupcial es la reina “musical” de la ceremonia, a lo largo de toda la boda, se suelen escuchar otros temas clásicos (bien “enlatados” o bien interpretados en directo). Si el presupuesto lo permite, puede contratar los servicios de un cantante profesional o de un coro, que darán mucho realce a la ceremonia.

“La marcha nupcial, solamente suena cuando entra la novia en la iglesia”

Temas musicales

Los temas musicales preferidos por los novios para su boda suelen seleccionarse de entre estos:

– El “Aleluya” del Mesías de Haendel o su “Canticorum”, “Lascia ch’io Pianga” o “Heil, heil, heil”

– El tema “Die Himmel Erzählen” de Haydn, de su obra la Creación. Durante la ceremonia el repertorio a escoger por los novios es muy extenso, siempre de autores clásicos y consagrados, aunque puede optarse por composiciones más modernas, o piezas populares y tradicionales de nuestra región, autonomía o país.

Podemos destacar algunas composiciones como:

– El “Ave María” de Schubert, el “Gloria” de Vivaldi.

– De Mozart, podemos elegir multitud de composiciones como: “Aleluya”, “Laudate Dominum”.

– Y de otros autores, podemos elegir: “How Beatifull” (de la obra el “Mesías”), el “He shall feed his folck”, de Haendel, el “Panis Angelicus” de Franck, el “Et in Unum” de Bach, o el “Amén” de Pergolesi. Las posibilidades son muchas y variadas.

Recomendamos música para la fiesta a http://www.eventoshappypeople.com/

Anuncios