Vestida de noche

Buenos dí@s

  El vestido debe ser largo cubriendo en su totalidad las piernas.

También se le conoce como traje de noche. Por similitud al vestuario masculino podemos decir que es la prenda de más etiqueta del vestuario femenino. Aunque los diseños están muy influenciados por la moda, podemos decir que se caracterizan por su elegancia y por la utilización de telas de gran calidad: rasos, sedas, terciopelos, etc. También los complementos deberán ser de gran calidad.



Traje de la diseñadora Teresa Palazuelo. Fotografia Jaime Boira




Para elegir un vestido de “etiqueta” cuenta con una amplia variedad de posibilidades: discretos escotes, tirantes sugerentes, espaldas al aire … pero siempre manteniendo el gusto y la elegancia.

El vestido debe ser largo cubriendo en su totalidad las piernas; se recomienda vestir medias, aunque no se vean las piernas.

Los zapatos deben ser altos y de tacón fino, a juego con el vestido.

El bolso pequeño, de mano, de metal, carey o de tela con pedrería o brocados.

Respecto a las joyas, pocas y de calidad (un collar, unos pendientes y alguna pulsera y sortija).

                     “La noche permite vestidos más brillantes”

Las perlas y los diamantes siguen siendo las reinas de la noche: son elegantes y no se pasan de moda.

Los vestidos de noche, admiten incrustaciones de pedrería, lentejuelas y diseños más lujosos que los vestidos de día.



   Los colores, por regla general, oscuros (el negro sigue siendo el rey) aunque la moda influye mucho en ello. Admite vistosos complementos como los guantes largos hasta el codo o por encima de él. Abrigos de fantasía, o de visón, echarpes, mantones, etc.
Aunque algunos diseñadores como Ives Saint Laurent han creado el “esmoquin femenino” con pantalón, no puede ni debe cambiarse por el vestido largo. Es elegante, pero aún no es equiparable al vestido de noche.

Al esmoquin-smoking y frac de los caballeros, les corresponde por norma general, el traje largo de las señoras, aunque en determinadas ocasiones, al esmoquin le puede corresponder el traje de cóctel, si la ocasión no es demasiado formal.

Anuncios

La madrina

Buenos dí@s

   Elegantísima, con un traje espectacular de Felipe Varela en tono verde claro con apliques dorados
Y por supuesto teja alta y mantilla negra.
Una espectacular mantilla de su madre, un recuerdo con un montón de años, ligera, sutil.
Debió de ser una boda elegantísima en la Catedral de Sevilla.

Cogi el Ave temprano para maquillar y peinar a las hermanas del novio y a la madrina, que una vez vestida se sento frente al espejo y la fui sujetando la teja y colocando la mantilla con horquillas invisibles y recogiéndola detrás con el maravilloso broche de Loewe que me entregaron.

Y de vuelta corriendo a coger un taxi con dirección a la estación de Santa Justa y el Ave para regresar a Madrid.

Ya tranquila en el tren vine pensando en el papel tan importante que ocupa la madrina.

La madrina será capaz de cumplir con el protocolo que una boda así exige.

     “En una boda de mañana, podrá lucir traje corto y Pamela o tocado, o traje largo y mantilla”

Esta segunda opción la escogida por ella, más aún teniendo en cuenta que es el ultimo hijo que se le casa.

Podríamos entonces ir dando forma, aunque sea “virtual”, al que será uno de los “looks” más analizados durante los siguientes meses. Traje o vestido, con largo por debajo de la rodilla, aderezado con queridisimas joyas familiares, con zapatos de tacón alto y cerrado y, por supuesto, mantilla.

Así, la mantilla blanca sólo se puede llevar en presencia del Papa o en los toros; por tanto, deberá ser negra, una norma fundamental de protocolo.

“No irá de negro ni de blanco, totalmente prohibido para una madrina. Llevará la teja -peineta- alta  y, por supuesto, un escote discreto”. Tampoco podrá llevar manga corta y, si lo hace, será acompañada por unos guantes, pues el protocolo exige que la madrina lleve los brazos cubiertos.

Lo que es seguro es que la madrina debera resultar siempre impecable y seguro que seguira el protocolo sin perder ni un ápice de elegancia.