Boda de Natalia Viguri

CUANDO EL CARISMA SE ENCARNA EN NOVIA…

Hoy toca una de esas entradas que tienen brillo por sí solas. No hace más falta que echar un vistazo a la primera foto para vislumbrar que esta novia era especial.

 

Para mí fue un honor peinar y maquillar a Natalia. Una mujer que desde el principio me transmitió una seguridad en sí misma que es lo que quise reflejar el día de su boda. 

 

Ella iba vestida con un precioso vestido en seda con manga larga cerrada al puño firmado por Teresa Palazuelo.
El punto divertido y característico lo dieron los zapatos; creación de Franjul.

 

Con la preciosa sonrisa de la novia y los espectaculares pendientes que llevaba poco más hacía falta para que quedara espectacular. Opté por despejarle todo el pelo de la cara, marcándole bien las puntas con los productos Moroccanoil que uso. Para el maquillaje, cómo siempre digo, opté por el menos es más. Una piel bien tratada era el punto fuerte de Natalia para que pareciera que no iba maquillada. Confio en los maquillajes de la firma Yves Saint Laurent.
 
 
 
El precioso ramo que podéis observar estaba firmado por Birlanga.
 
Natalia y Lorenzo, el afortunado novio, se casaron en la iglesia catedral castrense en la calle Sacramento, concretamente en el Madrid de Los Austrias.
 
Durante la ceremonia, las sorpresas no se hicieron esperar: cantó la Escolanía del Escorial y una vez terminada la ceremonia religiosa los novios se fueron de la iglesia en un mini antiguo inglés.
Después de la ceremonia todos los invitados pasaron al convite que se celebró en el Real Club de la Puerta de Hierro. Los paneles de los marquitos en todas las mesas fueron obra de la novia también.
 
Más tarde se ofreció un photocall sorpresa que habían montado las amigas de la novia.
 
Como colofón final, durante la cena se cantó ópera y durante el baile hubo un violín electrónico que tocaba lo mismo que ponía el dj y resultó espectacular. Tanto el espectáculo de ópera como de violín fue a cargo de Figaro eventos musicales. Además ambas cosas fueron sorpresa para Lorenzo, el novio.
Por último, y no por ello menos importante, las fotografías corrieron a cargo de María López Jurado. Enhorabuena por el resultado!
 
Cómo podéis observar a través de las fotos, la boda tuvo el mismo brillo que desprendía la novia.
 
Por eso, me remito a cómo empezaba, hay entradas que tienen brillo por sí solas.
 
Un beso y muchas gracias Natalia. Que seas muy feliz!
 
Gracias a tod@s!
Anuncios